sábado, 9 de julio de 2011

Decisiones 2.0, aprovecha la inteligencia colectiva de tus empleados

Nace el 'open management', un nuevo paradigma que ofrece la posibilidad de involucrar de manera eficiente a más cerebros en la toma de decisiones, en la solución de problemas y en los procesos de innovación, gracias a los 'social media'.

El poder de una persona para resolver problemas y tomar decisiones es limitado. Gracias al social media tenemos la posibilidad de involucrar de manera eficiente a más cerebros en la toma de decisiones, en la solución de problemas y en los procesos de innovación. Es un nuevo paradigma que se denominaopen management, que tiene distintos hilos como open innovation,enterprise2.0/gov2.0, social business, etcétera.

Cuando aplicamos social media a la toma de decisiones suelen aparecer estas preguntas: ¿Podemos confiar en los otros para que participen en la toma de decisiones, solución de problemas y retos de innovación? La respuesta no es fácil. La diversidad ayuda a generar otras perspectivas, a enriquecer o fusionar ideas de otros, y parece que funciona bastante bien en la estimación de medias (¿Cuántas ovejas hay en el rebaño?). Existe cierto consenso académico en que la inteligencia colectiva funciona mejor en la generación de ideas que en la fase de evaluación de las mismas.

La mayoría de directivos que me encuentro en mi vida profesional se acercan interesados a estas cuestiones de puntillas, saben que el social media puede ayudar a la organización a ser más competitiva pero desconfían del cómo. Y algunas veces tienen doble rol, promueven la iniciativa y luego la frenan porque en su ADN no están los valores imprescindibles (transparencia, apertura, participación y colaboración) o les faltan competencias sociales. Lo segundo se puede corregir, lo primero es una tarea ardua.

La experiencia me está diciendo que la gestión de ideas de innovación en entornos de social media networking, es la iniciativa open management con mayor tasa de éxito. Provoca resultados inmediatos. En el avión en el que estoy escribiendo este artículo, en su revista gratuita, se lee que 8.000 votos han decidido cuál será el nuevo diseño de la tarjeta de fidelización de la compañía a través de un entorno social que denominan co-creación.

Estas iniciativas comprenden el conjunto de actividades para promover y facilitar la adquisición, creación y desarrollo de ideas de innovación mediante tecnología social. Las comunidades de gestión de ideas de innovación se conocen también como ideágoras o ideas markets. Son entornos donde la inteligencia colectiva suministra ideas que se filtran por determinados equipos de evaluación y se convierten en un embrión de un proyecto de innovación. La bibliografía seminal sobre comunidades de innovación e inteligencia colectiva esWikinomics: How Mass Collaboration Changes Everything de Don Tapscott y Anthony D. Williams (2006).

La innovación se está convirtiendo en un proceso abierto a la participación de distintos grupos de interés. Las razones son fundamentalmente económicas: el ciclo de vida de los productos y servicios es cada vez más corto y, además, los costes de innovación tienden con el tiempo a ser más elevados. Ejemplos clásicos deopen innovation son Procter & Gamble, IBM o Intel. Todas estas compañías han acelerado el ritmo de la innovación de productos y servicios, y han reducido los gastos y riesgos de generación abriendo sus procesos de innovación a grupos de interés internos y externos.

Si estamos de acuerdo en lo fundamental, que la capacidad de una persona para resolver problemas es limitada, ¿por qué no empezamos a aprovechar la inteligencia colectiva de los empleados con la gestión de ideas 2.0? No hay excusas, la metodología y la tecnología son muy accesibles y ambas son la clave del éxito. La gestión de ideas es una manera de contrarrestar lo que se denomina Groupthink, un tipo de pensamiento pobre que surge en comités de dirección, que toman decisiones intentando minimizar el conflicto para alcanzar un consenso y evitar así el análisis y evaluación de ideas.

Los proyectos Enterprise2.0/Gov2.0 a menudo asustan por el cambio cultural que suponen. Pero la gestión de ideas 2.0 es una forma de entrar en el terreno social media sin asumir todos los riesgos de la apertura, de una manera muy dirigida, focalizada en áreas de negocio determinadas y acotada al tiempo de las campañas. Y provoca resultados de manera inmediata. A partir de estas iniciativas se pueden ir dando más pasos haciaopen management.

Cuando despleguemos la gestión de ideas aparecerán otros retos. El volumen de ideas no es lo importante. Lo importante es que algunas ideas de innovación se pongan en práctica. Desarrollar proyectos de innovación exige competencias diferentes en cada fase, y encontrar las personas adecuadas que las conviertan en realidad sigue siendo el mayor reto para mí. Recoger muchas ideas para que luego no se puedan desarrollar por falta de competencias es frustrante para los contribuyentes de ideas. Desarrollar esas competencias internamente es la primera innovación que tenemos que abordar.

Y no será fácil. La mayoría de esas competencias son las de los emprendedores. Que no quieren ser intraemprendedores a cualquier precio.

Jose Manuel Ramos, (Experto HCM y Consultor de negocio de Ibermática)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada