sábado, 9 de julio de 2011

10 maneras de arruinar una campaña publicitaria.

Para triunfar con una campaña publicitaria, no basta con tener una buena idea.

Si esa idea no va acompañada de una buena planificación, lo más probable es que la campaña termine naufragando. About.com recopila a continuación 10 maneras posibles de arruinar por completo una campaña publicitaria:

1. Ignorar el perfil de la audiencia
La mejor forma de echar al traste una buena campaña publicitaria es no tener en cuenta el target de la audiencia y ubicarla que soportes que nada tienen que ver con el perfil del producto publicitado.

2. No confiar en profesionales
Desestimar el apoyo de agencias de publicidad, diseñadores gráficos y productoras para sacar adelante una campaña publicitaria es casi siempre sinónimo de fracaso. No obstante, a veces los proyectos amateur son capaces de triunfar por su frescura.

3. No contar con una planificación
Lanzar una campaña publicitaria sin tener en cuenta presupuestos y soportes acaba casi siempre en fracaso.

4. Lanzar la campaña una única vez
Por muy buena que sea una campaña publicitaria, no conseguiremos que triunfe si la lanzamos una única vez. La clave del éxito está en la periodicidad de la campaña.

5. Olvidar la consistencia
Otra forma de hacer naufragar una campaña publicitaria es no dar cohesión a los distintos elementos que aparecen en ella. El logo, la tipografía y el color de las diferentes piezas que integran la campaña deben ser siempre de las mismas características.

6. No llamar al consumidor a la acción
Toda campaña publicitaria debe incluir llamadas a la acción. De lo contrario, el consumidor no conectará con el mensaje.

7. Relegar el presupuesto a un segundo plano
El presupuesto es clave a la hora de lanzar una campaña publicitaria. Si es muy grande, las limitaciones serán obviamente menores. Sin embargo, si el presupuesto es limitado, hay que planificar cuidadosamente los soportes elegidos y la periodicidad que queremos dar en ellos a la campaña.

8. No comparar soportes
Si no comparamos soportes y sus diferentes precios y tipos de público objetivo, es muy probable que la campaña termine también naufragando.

9. Intentar conectar con una audiencia lo más amplia posible
En la era digital, el éxito de la publicidad reside en buena media en la personalización. Los mensajes deber ser, por lo tanto, personalizados y conectar con los diferentes tipos de público objetivo.

10. Apostar por soportes con buenas tasas de conversión sin tener en cuenta su audiencia
Una revista juvenil puede tener excelentes tasa de conversión, pero de nada servirá anunciarse allí si el producto publicitado está enfocado a un público de más de 55 años.

Fuente: via.marketingdirecto.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada