lunes, 17 de octubre de 2011

Emprender: ¿Es un negocio para usted?

Un informe del Global Entrepreneurship Monitor revela que 250 millones de personas en 59 países abrieron una empresa en 2010.

Autor: Redação, www.administradores.com.br


El momento de optimismo que vive actualmente la mayoría de las economías de todo el mundo, ha llevado a muchos profesionales a abandonar sus puestos de trabajo en las grandes empresas y asumir el riesgo de un negocio propio.
Los datos de la investigación GEM en 2010 (Global Entrepreneurship Monitor), publicados en enero de 2011, revelan que 110 millones de personas en 59 países crearon una empresa en el 2010, mientras que 140 millones se encontraban en el proceso de implementación de un nuevo negocio. Pero, ¿todos tienen un perfil para esto?
Batista Gigliotti, presidente de Fran Systems, consultoría en desarrollo de negocios y franquicias, recuerda que muchos jóvenes se están convirtiendo en empresarios para entrar de alguna manera en el mercado. 
"Una vez que abandonan la universidad, muchos jóvenes comienzan a emprender. Esto demuestra que están cada vez más atentos a la identificación de oportunidades y nichos potenciales de actuación y esperan sacar lecciones prácticas de la experiencia de emprender”.

Muchos confían en la acción emprendedora como la auto-realización, pero se debe tener en cuenta que no todos están preparados para tener una vida empresarial. La decisión de convertirse en propietario de un negocio es mucho más compleja de lo que parece.
Administrar la empresa, determinar las estrategias que se adoptarán para impulsar el negocio y mantener la empresa “viva" en los dos primeros años (considerado el período crítico para el empresario) son sólo algunos de los desafíos.
Gigliotti advierte sobre los posibles riesgos de la aventura, que deben ser evaluados antes de cambiar la dirección de su vida y abrazar la profesión de empresario:
  • Autoconfianza: si el empleador no cree en su propio negocio, nadie le va a creer. Al mismo tiempo, es fundamental destacar que el exceso de confianza puede ser un riesgo para el éxito del negocio. Los empleados y opiniones externas pueden ser muy útiles antes de tomar cualquier decisión.
  • Planificación: Antes de iniciar cualquier actividad, ya sea en negocios o en su vida privada, es esencial planificar. Al prevenir los riesgos y prepararse para hacer frente a las dificultades, la oportunidad de que sus inversiones se hundan disminuye considerablemente. Además, con el cambio de factores siempre es necesario revisar sus planes.
  • Compromiso: Al abrir su negocio, sea una empresa con dos o diez empleados, es fundamental contar con el compromiso de todos, incluso el propio. Se debe asumir los desafíos y enfocarse en superarlos, además de trabajar en las actividades del equipo,para evitar sorpresas repentinas.
  • Iniciativa: anticiparse a las tendencias, tener cuidado con lo que el mercado espera, hacer las cosas antes de ser forzado por las circunstancias. Su iniciativa puede revelar mucho hacia dónde se dirige. Ser proactivo es clave.
  • Riesgos: No se deje engañar, existen en todos los negocios. En efecto, debe aceptar que son una característica clave del emprendedor exitoso. Sólo el hecho de convertirse en un empresario puede ser considerado como un riesgo. Sin embargo, debe saber calcular dónde y cuándo arriesgarse, y estar alerta en busca de las pistas que el mercado le proporciona, puede suavizar las dificultades. 

         

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada