viernes, 2 de septiembre de 2011

Inteligencia Artificial y Conectivismo, una primera aproximación


¿Cómo pueden conectarse la Inteligencia Artificial y el Conectivismo? 

Inteligencia Artificial

Hace un año en una charla en la Universidad Libre de Bogotá que titulé "La importancia de llamarse Inteligencia Artificial" reflexionaba sobre el papel relevante que tiene nuestro campo de estudio en la evolución de la Web. Esta expectativa puede enmarcarse en cuatro etapas:

1992-2000 Aparece la Web y mediante hipertexto e hiperenlaces la información representada sobre todo por las páginas web se conecta entre sí. Decimos: la Web conecta información.

2000-2010 Aparece el Software Social, la Web conecta a la gente. Se estima en dos mil millones de habitantes conectados. El fenómeno de redes desborda las proyecciones y aún ahora reconocemos que nos falta mucho para entender este fenómeno y sus alcances en la evolución de la modernidad.

2010-2020 Se espera la evolución a un primer plano de lo que hemos dado en llamar la Web 3.0 o Web Semántica. La Web, una vez más. Ahora conecta Conocimiento. Los sitios Web se conectan e interactúan entre sí para resolver nuestros problemas de información y búsquedas mediante agentes inteligentes y la aplicación de algoritmos de razonamiento automatizado, almacenamiento y procesamiento automático de conocimientos. La Web conecta conocimientos y el papel de la Inteligencia Artificial es relevante.

2020-2030 La MetaWeb. La Web conecta inteligencias. La Web actúa como un cerebro enorme al que podemos preguntar. Se estima que existen más de cien mil millones de páginas web y un cerebro humano contiene cien mil millones de neuronas. Cada neurona del cerebro puede conectarse hasta con diez mil neuronas por lo que las sinapsis o conexiones neuronales pueden ser de un tamaño de miles de billones de sinapsis. Si existen en Internet más páginas Web que neuronas en un individuo podemos pensar en una Web como un cerebro artificial, con la salvedad de que la redes neuronales humanas solo podemos estudiar su comportamiento y estructura, en cambio las redes de Internet podemos construirlas y ordenarlas. Pero algunos científicos ya piensan en conectar el cerebro con la Web, lo cual hemos realizado ya pero indirectamente. Usamos la Web para almacenar información.

En cuanto a la enseñanza de la Inteligencia Artificial en las Universidades, los que enseñamos o estudiamos esta disciplina recordamos el primer libro clásico de Elaine Rich que divide el estudio de la Inteligencia Artificial en tres grandes bloques:

Solución de Problemas

Representación de Conocimientos

Aplicaciones

El estudio de la Inteligencia Artificial trae aparejado la discusión de tres grandes problemas científicos que no parecen nunca resolverse:

Aprendizaje

Conocimiento

Inteligencia

El problema es tal que algunos hemos optado por aceptar redefinir estos conceptos en términos de lenguaje de máquinas. Qué significa Aprender para un artefacto, Conocimiento e Inteligencia. En contraposición contra estos mismos conceptos aplicados a la individualidad humana.

Conectivismo

El Conectivismo (que no conexionismo) es propuesto por George Siemens en 2004 como una nueva teoría para explicar el aprendizaje en la era de Internet, esto involucra también el conocimiento. Es decir, integra las redes de Internet, el conocimiento se entiende como un patrón particular de relaciones y el aprendizaje como la creación y mantenimiento de nuevas conexiones y patrones en similaridad con la aproximación coneccionista de las redes neuronales humanas. 

El Conectivismo ha venido a reanimar las discusiones anteriores sobre lo que entendemos por Aprendizaje, Conocimiento e Inteligencia. 

¿Pueden las redes de Internet Aprender, Conocer y ser Inteligentes? ¿Cómo podemos realizar estos constructos en la red, manipularlos y construir una Web que funcione como un cerebro humano? ¿Cómo podemos contribuir los que hacemos Inteligencia Artificial, en este arduo pero emocionante y fantástico camino? 

   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada