viernes, 19 de agosto de 2011

George Siemens ‘desnuda’ las redes sociales: son sólo flujo informativo sin sustancia

‘Los medios sociales están obteniendo créditos por algo que es mero flujo informativo y no tiene nada de creativo ni sustancial’. Así empieza George Siemens un polemico artículo en el cual se va lanza en ristre contra las redes sociales (Facebook, Twitter, Google +, Foursquare, Quora) y sus defensores, a quienes denomina la ‘elite de los medios sociales’.

Siemens, teórico del conectivismo e invitado al VI Encuentro Internacional Educared 2011, nos aporta un punto de vista interesante y poco explorado sobre el tema de Internet y las redes sociales. Al constante e intenso debate sobre la influencia e importancia de estos nuevos medios, se suma ahora la perspectiva ligeramente apocalíptica -como lo diría Umberto Eco- de un defensor de la educación tecnológica como lo es Siemens.

La inconformidad de Siemens con la importancia que se le otorga a las redes sociales en la actualidad surge a partir de un artículo de Jeff Jarvis, quien propone que un hashtag en Twitter puede compararse a un movimiento social. Jarvis pone el ejemplo del hashtag #fuckyouwashington con el que los norteamericanos protestaron contra el manejo que le está dando el gobierno americano al problema del endeudamiento. Para Siemens, es ridículo pensar que algo que es sólo una manera de desahogarse y que no tiene influencia real como un hashtag pueda llegar a influir en la politica. Ademas, plantea que los usuarios elitistas del Social Media sólo se dedican a comentar lo maravilloso de estas herramientas pero no tienen en cuenta que lo que se ha logrado con ellas es muy poco, pues no ayudan a producir nada creativo ni original sino que facilitan la repetición incesante de información.

Siemens reconoce la importancia de los bloggers y pone el ejemplo de su éxito como autor de blogs académicos y profesionales. Sin embargo, cuenta que las redes sociales no han hecho nada importante por él, además de mantenerlo conectado con su familia y amigos. A las redes las asocia con las emociones mientras a los blogs, la escritura y la academia las relaciona con el intelecto. Ademas, define a las redes como un medio de comunicación que permite difundir información rápida en situaciones de crisis o en eventos mundiales pero no la concibe como un espacio para la reflexión, la discusión profunda o el conocimiento. Para esto –afirma- es necesaria la existencia de un perfil académico, cursos online, artículos en revistas especializadas; espacios donde sí elaboran reflexiones con sustancia.

Las palabras de Siemens llegan justo en el punto álgido del debate sobre la importancia de las redes sociales en la actualidad. Cientos de redes surgen todos los días, incluso medios tradicionales como New York Times están apostando por ellas para ampliar su oferta informativa. Sumado a esto, tenemos la incursión de Google Plus en el panorama -anteriormente dominado por Facebook y Twitter- de las redes generalistas, lo que abrió la discusión acerca de la necesidad de otra red social y el impacto que podría tener en la vida de las personas.

Múltiples intelectuales han criticado la forma como los jóvenes asumen las redes sociales. Recientemente el premio nobel de literatura, Mario Vargas Llosa, aseguró que la comunicación escrita de los jóvenes en Internet ha liquidado la gramática y que corresponde a un pensamiento similar al de los monos. No obstante, expertos en comunicación y nuevas tecnologías como el filósofo argentino, Alejandro Piscitelli, tienen una visión más integrada y plantean que Internet no es una simple herramienta o programa sino que reúne toda nuestra formación cultural (TV, Radio, Media Art). En este sentido, las redes sociales son importantes para la cultura y la academia –sostiene- pues permiten tener acceso inmediato al trabajo de miles de intelectuales que, al estar conectados, potencian sus esfuerzos. Curiosamente, cientos de lectores del blog de Siemens comentaron en el post que fueron precisamente las redes sociales las que los llevaron al artículo.

Como vemos, existen argumentos válidos tanto a favor como en contra de las redes sociales. Sin embargo, en la tarea de incorporarlas a la educación, resulta pertinente elaborar una discusión profunda teniendo en cuenta todos los puntos de vista y analizando si el problema de estos nuevos medios sociales es la forma en la que son empleados.
El debate queda abierto ¿Serán las redes sociales solamente flujo de información y nada de sustancia? ¿Será posible utilizarlas con fines intelectuales, académicos y educativos?






Fuentes: blogs.educared.org
       

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada